sábado, 26 de marzo de 2011

PRENSA CULTURAL. CÓMIC ESPAÑOL. "Dublinés", de Alfonso Zapico

Viñeta de Dublinés
   En "elpais.com":
Zapico, autor revelación del cómic, publica 'Dublinés'

   La nueva obra del asturiano, que ve la luz tras un año de trabajo, es una novela gráfica sobre la vida de James Joyce.- EL PAÍS ofrece un adelanto de este volumen

ÁLVARO PONS - Barcelona - 25/03/2011

   No es la historieta un arte fácil para el debutante. La narrativa gráfica tiene unos mecanismos propios y particulares que van mucho más allá de la simple hibridación de texto y dibujo, que obligan al principiante en el noveno arte a una larga carrera de formación. La hoy difícil profesionalización del dibujante pasa por cumplir un trayecto de fanzines y pequeñas publicaciones, de pruebas y más pruebas hasta que el autor puede comenzar a dominar los entresijos del lenguaje del cómic. Una teoría que Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981) se saltó de un plumazo: sin haber pisado un fanzine, sin haber hecho nunca antes una historieta comercial, se lanzó a contar una historia con viñetas, a pelo y sin más armas que papel, lápiz y muchas, muchas ganas e ilusión. Una fórmula habitual en los que comienzan, pero que no suele estar acompañada del ansiado éxito.
   Sin embargo, La guerra del profesor Bertenev no solo pasó ese primer muro aparentemente infranqueable de conseguir ser publicado: lo hizo en uno de los mercados más exigentes del mundo, el francés, con unanimidad de crítica (recibió el premio 'BD Romanesque' en el 'FestiBD Ville de Moulins' 2007) a la hora de valorar el trabajo de Zapico en esta inteligente denuncia del sinsentido de las guerras. La osadía fue mucha y el sentido común aconsejaba ser conservador y seguir en la misma línea, pero el joven autor asturiano volvió a demostrar que su atrevimiento rozaba con lo suicida: tras una obra en el tradicional formato álbum francés, cambiaba a la mayor extensión de la novela gráfica con Café Budapest, donde no se arredraba en tratar un tema tan espinoso como el conflicto judeo-palestino, reflexionando sobre la cuestión, yendo a su origen, la creación del Estado de Israel. Y, de nuevo, superando el examen de público y crítica. Dos obras que, tras su publicación en España (curiosamente en orden inverso al de su creación original), le proporcionaron muy justamente el 'Premio Josep Toutain al Autor Revelación' en el 'Salón Internacional del Cómic de Barcelona' de 2010.

Más difícil todavía
   Galardones que en otro autor hubieran provocado acomodamiento y tranquilidad, pero que en el caso de Zapico poco parecieron importarle en su búsqueda del más difícil todavía. Su siguiente proyecto sólo admitía el adjetivo de hercúleo: nada más y nada menos que una biografía del que posiblemente sea el autor más influyente del siglo XX con su monumental Ulises, James Joyce. Un objetivo complicado para el que tuvo una inesperada ayuda al conseguir una beca para el sanctasanctórum de la creación en el noveno arte, la 'Maison des Auteurs' de Angoulême, un prestigioso centro de formación en historieta donde Zapico pudo "retirarse", dedicándose durante todo un año a terminar una novela gráfica que intenta acercarse a la personalidad de un genio a través de esos momentos cotidianos que esconden lo extraordinario de la existencia.
   Dublinés, que publica a primeros de abril la editorial Astiberri, es el resultado de ese largo camino, una obra prometedora de un autor que ya ha dejado de ser prometedor para ser una ilusionante realidad del cómic español.

   Primeras páginas de Dublinés.